¿Y DÓNDE ESTÁN LOS HOMBRES SOLTEROS?

¿y dónde están los hombres solteros?  

Debo decirles que me baso en experiencias propias y en mujeres que cansadas de relaciones fallidas llegaron a la conclusión de que a ¡ellos! les gustan las mujeres: ¡bien jodidas! así las prefieren y no hay nada que hacer por lo que esta columna llevara dicho nombre… ¡Aclarado esto comenzamos!

Seamos sinceras, la mayoría de las veces cuando salimos al ruedo después de un mal divorcio nuestras esperanzas de conocer a un hombre maravilloso y sexy a la vez, cruza con ingenuidad por nuestra mente. Y así por décima tercera ocasión las fantasías con nuestro metro sexual empiezan a surgir primero, inocentemente, para después convertirse “en la peor de nuestras las pesadillas”.

        Hoy quiero contarles porque no, de ninguna manera, deben          conformarse con un “señor cantinflas”.

He evaluado durante algún tiempo que una salida nocturna se parece mucho a la jungla. Están los machos alfa, las presas y los carroñeros. O como su servidora prefiere llamarlo; nuestro querido: “cantinflas” y si se cuestionan: ¿Por qué ese nombre tan chabacano?  Les contaré que fue elegido precisamente para un grupo selecto de hombres que no tienen auto respeto, aquellos que van pisoteando su dignidad pidiendo limosnas. Pasean por las noches con la pistolita cargada de balines viejos, migran de boliche en boliche en busca de algún alma sin pena como la suya. Con la cabeza gacha y un vaso medio vacío de fernet recorren las pistas ¡Fisgoneando! tal cual lo haría un carroñero en la sabana africana para conseguir un trozo de carne.

Estos especímenes son como un microbio que se propaga, contagiando a otros hombres que todavía practican la honradez a sumarse al ejército “de los hombres más estúpidos”.

Una mujer en su sano juicio, siempre los “huele” …  a distancias considerables. No hago referencia a su falta de aseo personal, más bien a esa actitud detestable con esa mirada fija y exagerada, una expresión corporal que está diciendo implícitamente: ¡vení, vení!  ¡tomá, tomá! nada másdesagradable para nuestros ojos femeninos que un “cantinflas” buscando sexo casual. No existe en el mundo moderno algo menos apetecible que esto. Un mendigo mendiga para sobrevivir, pero un “mendigo de amor” es un pordiosero que no tiene decencia hacia sí mismo y hacia los demás.

 Cuando las estrategias de conquistas no les funcionan, acuden al plan B: llevar a un amigo tan o más cantinflas que él y a modo de promoción ambos se pavonean como si fuesen un regalo del cielo.

        Me pregunto: ¿Dónde están los hombres solteros con dignidad?

 Aquellos hombres que tienen respeto y honor, palabra que muere de a poco en el siglo 21, que cuando salen lo hacen para conocer personas; que dejan de lado los rodeos y tiroteos, para disfrutar de una buena conversación en compañía de una dama, sin que, decididamente la noche termine en un Motel de mala muerte o peor aún sexo express en un auto.  Las mujeres apreciamos una charla espontánea y con franqueza y no hace falta un doctorado para eso. El chamuyo improvisado es muy popular entre los cantinflas, ignoran por completo el arte de los vínculos reales entre dos seres humanos.

Y si queremos encontrar solteros quizás debamos comenzar por recorrer lugares como; el cine, patios de juego, plazas, ferias de libros y cumpleaños infantiles. Ahí muchas veces y con más frecuencia se encuentran hombres de carne y hueso cumpliendo con su rol más importante, el de “papá luchón” término entrañable para describir a esos hombres que se ocupan de su responsabilidad paternal. A mi parecer los hombres que valen su peso en oro, no están cada fin de semana en un boliche distinto, su vida es mucho más que eso. Tal es la frecuencia de un carroñero en estos lugares que ya son parte de la decoración, incluso son como las ofertas del supermercado: ¡con tres copitas de más y una gran “perdida del conocimiento” se lleva un cantinflas de regalo!…

  Chicas están ahí por una única razón: “Cazarlas” y la noche se presta para esto. Ya hablaremos más adelante del “Macho alfa” quien comparte algunas similitudes con los carroñeros. Porque todos absolutamente todos son motivados por una única razón… ¡el deseo de cupular!

¡Y si queremos solteros reales!  Entonces vayamos a donde la vida se sucede en situaciones reales y no a un lugar que, desde la ambientación hasta las luces, se pensó pura y exclusivamente para el juego de la seducción

                                                                      Saludos y ¡arriba las bien jodidas!

Anuncios
Ventana Fueguina

Una Mirada a Tierra del fuego

Un comentario sobre “¿Y DÓNDE ESTÁN LOS HOMBRES SOLTEROS?

  1. Pués yo aún me pregunto: ¿dónde están las mujeres de verdad? Una chica guapa, sexy, joven, que se cuide y haga ejercicio a diario, que tenga un buén trabajo, casa y coche propios y que me ame sin importarle cómo soy; que le gusten las mismas aficiones que a mí. ¿Es que ya no quedan mujeres de verdad?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s